La última vez que fui a Cinépolis me llamó la atención el tráiler de una película que en realidad no lo era: se trataba de un concierto de The Cure. La presentación histórica lleva por título Anniversary 1978-2018 Live in Hyde Park London, filmada por Tim Pope, que ha colaborado previamente con la banda en videos musicales como Lullaby o Lovesong, y el concierto The Cure in Orange, filmado en Francia en 1986. Esta película-concierto se proyectará en 4K en varios cines a nivel mundial, pero en México podremos presenciarlo, en varias ciudades, y en Cinépolis, el 29 de agosto de este año. Al parecer los boletos están a punto de terminarse y era de esperarse.  

            The Cure es una banda británica de rock alternativo, formada en 1978. Su extensa, extensa carrera, ya de cuarenta años, durante los que la banda probó diferentes géneros y estilos, desde el post-punk al rock gótico, al new wave y el rock alternativo, incluso el pop. Llena de etapas, grandes momentos, grandes canciones, lidereada por Robert Smith, figura ya más que legendaria.

             Al concierto del Hyde Park London asistieron más de sesenta mil personas, que presenciaron la mayoría de éxitos, tales como Burn, Friday  I’m in Love, Boys Don’t Cry, dentro de muchos otros que no deben spoilearse. La idea de filmar un concierto es que todos asistan, que todos podamos escuchar la misma guitarra, la misma voz y los mismos acordes, a pesar de no haber estado ahí. La idea del director es esa: hacer sentir esa presencia a los asistentes, hacerlos parte del corazón de la música.

The Cure celebra, con este concierto, sus cuarenta años como banda, y Robert Smith habla de ese día como uno fabuloso e inolvidable. Una presentación tan irrepetible que justo por eso debe repetirse.

Las películas son para eso: para capturar momentos irrepetibles que cada uno de nosotros podamos repetir en el momento deseado; son un refugio al que se puede volver cada que es necesario. En este caso, no es sólo eso, es también un cumpleaños.

¿Quién no quisiera regresar a ese día? Ese momento en el que soplas las velas y todos te aplauden, antes del pastelazo en la cara. Pues los cuarenta años sólo se viven una vez, a menos que hayas asistido al Hyde Park in London ese día o vayas a Cinépolis el 29 de agosto. Porque es verdad que The Cure ha visitado México: en 1994, por primera vez, en el 2004 y luego en el 2007, y en el 2013, por última vez, con todo y temblor, pero nunca de esta manera.