Los padres buscan siempre darles ventajas a sus hijos para que puedan enfrentar los retos de la vida. Uno podría pensar que acercar a los niños a la tecnología es la mejor opción para desarrollar su inteligencia, sin embargo, según un estudio reciente, no es así y, de hecho, es mucho mejor idea hacer que aprendan música.

El 50% de la inteligencia de una persona la hereda sus padres, la otra mitad depende, en buena medida, de la relación y la crianza con sus progenitores, de acuerdo con Álvaro Bilbao, neuropsicólogo y autor del libro El cerebro del niño explicado a los padres.

Es como un niño que puede llegar a medir 1.90 metros, pero si sus padres no lo alimentan bien, no lo logrará, explica el autor a El País.

De acuerdo con Bilbao, los primeros seis años en la vida de un niño son clave para el desarrollo de su inteligencia. Al inicio un ser humano tiene las 86 mil millones de neuronas que tendrá hasta la edad adulta. Estas se traducen en aprendizajes potenciales. Sin embargo, desde el inicio, las conexiones entre las neuronas se pierden si no se utilizan.

A continuación te damos algunos consejos que puedes seguir para evitar que esas conexiones persistan y tu hijo desarrolle su potencial.

Inscríbelo a clases de artes, en especial, música

Como padres estamos tentados a inscribir a los hijos a clases de actividades que les sean “útiles” en la vida, como computación e inglés. Sin embargo, el aprendizaje de actividades artísticas ha demostrado ser una gran impulsor de la inteligencia de las mentes jóvenes, según un estudio de la revista Psychological Science.

Por un año se le dio seguimiento a tres grupos de niños, uno estudiaba piano, otro teatro y el último solo las clases de la escuela. Se detectó un aumento considerable en la inteligencia de los niños de los primeros dos conjuntos, sobre todo aquellos que tomaron lecciones de música. En el caso de quienes aprendieron artes dramáticas, mejoraron en áreas relacionadas con la conducta y la adaptación social.

Música para bebés: una pérdida de tiempo y dinero

Uno podría pensar que el solo escuchar música desarrolla la inteligencia; de hecho, durante lo que va del siglo XXI ha habido un boom de los CD y DVD de música para “desarrollar la inteligencia de los bebés”. Sin embargo la realidad es que los niños no favorecen de manera notoria su inteligencia con estos productos, según un estudio publicado en Psychological Science.

Ni tablets, ni smartphones

De hecho, el uso de dispositivos electrónicos para niños de tres años o menos está contraindicado, ya que afecta la inteligencia, así como el desarrollo social y emocional, de acuerdo con un trabajo de investigación de la revista Pediatrics.

Más películas en inglés, menos clases de inglés

Si quieres que tu hijo aprenda una lengua, en una edad temprana, es más recomendable que vea películas en esa lengua a que asista a clases con profesores que no son nativos. En este sentido, un texto académico conocido como Estudio europeo de competencia lingüística señala que en países donde la gente no está expuesta a productos audiovisuales en otras lenguas, como España, les cuesta más trabajo aprender una lengua extranjera.

Lectura entre padres e hijos

Grandfather and grandson reading a book together

Puede parecer una práctica cursi que solo pasa en las películas, sin embargo la lectura antes de dormir entre padres e hijos mejora las habilidades y estrategias de aprendizaje de los niños, según un estudio canadiense.

El secreto es compartir la lectura y poner atención en que el niño la realice correctamente.

Pero por encima de todo hay un consejo que en buena medida engloba todos los demás: “El niño debe saber que tiene detrás unos padres que lo quieren y se preocupan por él”, recomienda Maximino Fernández Pérez, pediatra del centro de salud de La Felguera (Asturias), psicólogo y vocal de Psiquiatría Infantil de la Sociedad Española de Pediatría (AEPED).

Fuente: noticieros-televisa.com